• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

domingo, octubre 20, 2013

SER MISIONERO ES TENER "UN CORAZÓN UNIVERSAL"

SER MISIONERO ES TENER “UN CORAZÓN UNIVERSAL”

Hola Compañer@s, mi nombre es Pedro y soy misionero de la Diócesis  de Cartagena (Murcia). Salí de misión hace ahora casi dos años con destino a la frontera dominico-haitiana donde he vivido, aprendido, reído y llorado junto a miles de personas que se han hecho parte importante de mi vida. Cuando uno decide dar el paso de la misión ad gentes debe de dejar muchas cosas en España: familia, amigos, trabajo, comodidades, etc.
Pero a pesar de lo que uno deja momentáneamente en el camino, su corazón gana en intensidad, trasciende fronteras porque los misioneros intentamos llevar el evangelio a cada rincón del mundo, aportando de este modo nuestro pequeño granito de arena en la construcción del Reino, en la construcción de un mundo más justo. En este camino la fe ha sido y es mi bandera y mi estandarte para levantarme cada día con las mismas ganas y la misma ilusión de acompañar los procesos de cambio que cada día se producen en estas comunidades, a veces pequeños cambios, imperceptibles para el ojo humano, pero nosotr@s los misioner@s, estamos llamados a ser humildes trabajadores en la viña del señor.

En esta andadura os debo de decir que vuestra confianza, vuestras oraciones y vuestra ayuda han sido claves para que en la distancia me siga sintiendo parte de la parroquia del pueblo donde nací (Santomera), de la diócesis que me ayudo a cumplir mi sueño de salir de misión (Cartagena, Murcia), de la organización a la que pertenezco (OCASHA) y de la iglesia universal. Gracias a vosotr@s he podido seguir alimentando la llama del amor en mi corazón para dar lo mejor que llevo dentro en cada gesto, en cada mirada y en cada obra que realizo. Vosotros sois una gran parte de “nuestra”, que es también vuestra misión. Sé que en este día tan especial para los misioner@s vosotros estáis ahí, como hace apenas dos años estaba yo, rezando por los misioneros en destino, colaborando en la medida de vuestras posibilidades a que nada nos falte y a que nada nos pase. Es por ello que hoy os quiero dar las gracias y os mando el más tierno y sincero abrazo que nace de mi.
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

OMPress - Obras Misionales Pontificias España