• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

viernes, septiembre 09, 2011

ASÍ OS ENVÍO YO


Así, teniendo presente el lema del DOMUND de este año, quiero iniciar mis palabras de reflexión sobre las Misiones, en este librito, que como es ya habitual, os hacemos llegar desde la Delegación de Misiones, con motivo de la campaña del DOMUND, junto a los materiales de la misma y al inicio del nuevo curso.

        Esta es ya la segunda campaña del DOMUND que inicio como responsable de la Delegación de Misiones, y, debo reconocer, que, aunque con buenos propósitos y muchas ideas, lo cierto es que durante el pasado curso, me he limitado a mantener lo que se estaba haciendo, intentando responder lo mejor posible a lo que se nos presentaba en cada momento. Labor que se ha realizado gracias sobre todo a las colaboradoras de la Delegación y a los voluntarios, a ellos hay que agradecer todo lo que se ha logrado y realizado, y a mí, como responsable, aquellas carencias y deficiencias que no se han podido subsanar. Espero que este próximo curso pueda dedicarme más plenamente al campo de las Misiones y atender mejor a los misioneros diocesanos ad gentes.

        El lema de este año hace alusión al ENVIO: los llamados, los vocacionados, son llamados para ser enviados, para una MISION. Esta misión tiene unas características peculiares, tal y como nos indica el lema, es una Misión, un envío igual al de Cristo: “Como Cristo nos fue enviado por el Padre, así, la Iglesia (nosotros, los llamados) somos enviados por Cristo” para hacer lo mismo que hizo Cristo y hacerlo, también, como lo hizo Cristo. Aquí, entramos todos, también nosotros, los que permanecemos en nuestro primer mundo, en nuestra sociedad y cultura, cerca de nuestras familias, pero que también nos encontramos con muchos ámbitos de Misión: los jóvenes, los inmigrantes, los alejados,... Se habla y hablamos de realizar en nuestras parroquias una Pastoral Misionera (incluso a nivel intelectual, la Facultad de Teología de Navarra ha sustituido el área de Teología Pastoral por la de Teología de la Misión); hablamos de Nueva Evangelización. Pero esto no debe llevarnos a confundirnos, a mezclar la Misión ad gentes, con nuestras tareas pastorales, a justificar no hacer nada o hacer menos por las misiones ad gentes por lo mucho o poco que estamos haciendo en nuestras parroquias. Si de entre nosotros nos encontramos con quienes de manera real, tangible, han dejado a padre y madre, hogar, familia, sociedad y cultura, para lanzarse a lo desconocido, a otra cultura, a otra sociedad, quedándose solos realmente, sin compañeros que puedan comprenderlos, pues los nuevos no proceden de su cultura ni tienen su misma forma de pensar y ver la realidad, estos son los misioneros, nuestros misioneros, unos 148 murcianos que hay por el mundo, de los que 22 son sacerdotes diocesanos, estos, son los que más están viviendo hoy el Envío tal y como Cristo fue enviado. ¿Podemos olvidarnos de ellos?

        Nosotros hoy, somos miembros de una Iglesia de Origen, de una Iglesia, que a pesar de sus dificultades y problemas: crisis de vocaciones, crisis económica (bajan los ingresos y siguen subiendo los gastos), desastres naturales, como el terremoto de Lorca,...; pero, somos Iglesia que tiene a varios de sus miembros en la Misión ad gentes. Como la Iglesia de Antioquia envío a Pablo y Bernabé a la Misión, la iglesia de Cartagena ha enviado y sigue enviando a la Misión. El Envío no puede ni debe limitarse a una ceremonia litúrgica ni a un permiso, para ir a otros sitios, sino que debe ser un COMPROMISO, un compromiso en la Evangelización de otros pueblos, y en el seguimiento de aquellos que hemos enviados, son parte de nosotros y actúan en nuestro nombre. Por ello, os invito en este curso, a tenerlos presentes, no sólo en esta campaña del DOMUND que se aproxima, sino durante todo el curso.

              Que Dios os bendiga en el inicio de este curso y nos ayude a vivir el Envío.
                              


  
José Luis Bleda Fernández 
Delegado de Misiones                       
 Director diocesano de OMP

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

OMPress - Obras Misionales Pontificias España